Acelerador Electrónico por debajo del Volante K5

Acelerador Electrónico, solución de conducción para personas con movilidad reducida en extremidades inferiores.

El K5 easy-fit de KIVI transfiere al volante las ordenes del conductor mediante el pedal del acelerador que se puede accionar manualmente, de manera que permite la conducción a conductores con pérdida funcional parcial o total en las extremidades inferiores.

El acelerador se sitúa debajo del volante original del vehículo, de manera que no altera el diseño del interior del coche, permite una conducción fluida, natural y tiene un óptimo control de dirección en curva, con una preparación del todo similar a la tradicional.
Este producto está aprobado por la y ha superado las pruebas de compatibilidad electromagnética.

PUNTOS FUERTES

El K5 easy-fit no supone un obstáculo para la posible apertura del airbag, mantiene todas las regulaciones del volante y no altera la visión del salpicadero.
La original forma “cortada” del nuevo aro easy-fit tiene una doble funcionalidad: aumentar el espacio entre las piernas del conductor y el aro mismo, evitando de esta manera el riesgo de eventuales golpes involuntarios  al subir y bajar del vehículo y permitir su instalación en la mayoría de los vehículos, hasta los equipados con volantes deportivos.
El K5 easy-fit se ha estudiado y creado directamente sobre el modelo de vehículo sobre el que se instalará. Este método de realización asegura una notable disponibilidad de adaptaciones «específicas» y conformes a los coches, que mantienen inalterado el diseño del habitáculo y garantiza una mejor practicidad de uso.
El K5 easy-fit permite, gracias al doble trazo del acelerador, elegir entre diversos ajustes de conducción, en relación con el tipo de asfalto por el que se viaja (rectilíneo, con curvas, etc.).
De hecho, con el K5 easy-fit es posible acelerar:

  • Tirando del acelerador hacia el volante
  • Pulsando el acelerador con el dorso de los dedos
  • Pulsando el acelerador con el pulgar desde el interior del volante
  • Pulsando el acelerador con el pulgar de la mano apoyada sobre la palanca de freno posicionada junto al volante

De esa manera se puede, instantáneamente, pasar de una modalidad de conducción a la otra, se evita cualquier tipo de dolor y fatiga en dedos y manos, producidos por mantener la misma posición de conducción durante mucho tiempo.
Además, mediante un simple botón integrado en el pomo de la palanca de freno, es posible activar la función»economizadora» Cuando esta función se activa, la potencia del vehículo se reduce, de modo que se adapta a las situaciones que requieren particular sensibilidad de conducción (como, por ejemplo, en el caso de conductores noveles o de maniobras de aparcamiento o, simplemente, en el tráfico urbano para reducir el consumo de carburante). Cuando la función economizadora se activa, se ilumina un LED situado sobre el salpicadero.

Ficha técnica: Acelerador Electrónico por debajo del Volante K5