Diferencias entre Rebajes, Rampas y Plataformas eléctricas de acceso a vehículos para personas con movilidad reducida

Por septiembre 23, 2022 septiembre 28th, 2022 Vehículos accesibles

Has llegado hasta aquí buscando entender las diferencias entre los rebajes de suelo, las rampas y las plataformas eléctricas que permitirán el acceso de sillas de ruedas a vehículos adaptados para tal fin. También habrás llegado preguntándote cuál es la mejor opción y vamos a resolverte esa pregunta ya: depende. Como en tantas otras ocasiones, la mejor opción dependerá de muchas variables tales como económicas y, en gran medida, también variará en relación a las preferencias personales.

Definiciones de rebajes, rampas y plataformas eléctricas

Para entender las diferencias entre estas opciones de adaptación de un vehículo, es importante que entendamos qué son cada una de estas variaciones.
Empecemos por el rebaje del piso. Un rebaje o cajeado trasero se trata de una transformación estructural que reemplaza el suelo del vehículo en la parte trasera. De esta manera, se incrementa la altura interior, permitiendo el acceso de una silla de ruedas. Esta accedería a través de una rampa que formaría parte del propio sistema.
Sin embargo, existen también las rampas manuales que otra persona puede colocar cada vez que se quiera subir y bajar la silla al coche. Esta opción es la menos cómoda, por no ser automática, pero se trata también de la más barata, por tratarse de una adaptación realmente simple. Y no deja de ser muy útil.
Por último, las plataformas eléctricas, como su propio nombre indica, permitirán que la persona entre en silla de ruedas al coche de manera automatizada. Estas acarrean una autonomía mayor, ya que la propia persona podría dirigir su acceso al vehículo. La plataforma está conectada a un brazo articulado con la fuerza necesaria para transportar tanto a la persona que viaja en la silla como la propia silla, por supuesto.
Estas plataformas pueden estar habilitadas en la parte trasera del vehículo, como el caso de las dos opciones anteriores, pero también puede estarlo en el lateral. Esto permitiría que una persona en silla de ruedas pudiese instalarse de manera autónoma en el lugar del conductor, controlando la plataforma con un mando a distancia, y conducir su propio coche sin necesidad de ayuda de un tercero.

¿Cuál es la mejor opción?

Como adelantábamos ya al principio, la mejor opción siempre va a depender de muchas variables, no habiendo una mejor que otra per se. Si se tiene un coche pequeño, lo más probable es que el rebaje del suelo sea una buena opción. Si el presupuesto es ajustado, una rampa manual. Y, si la persona en silla de ruedas quiere conducir el coche y subirse a él de manera completamente autónoma, la plataforma eléctrica deberá ser su elección.
Sin embargo, a no ser que la opción sea tan clara, lo ideal es asesorarse con profesionales que puedan atender el caso particular para poder adaptar lo máximo posible el coche a las necesidades del cliente.
En ARC estamos a tu completa disposición para poder ayudarte a que tu coche se adapte a ti, haciéndote cada viaje realmente cómodo, ya sea gracias a un rebaje de suelo o ya sea gracias a plataformas o rampas para el transporte adaptado.

Llámanos
900 10 79 76