¿Cómo es un taxi adaptado a personas con movilidad reducida?

Por septiembre 30, 2021 Movilidad Inclusiva
taxi adaptado para personas con movilidad reducida

Un taxi adaptado para personas con movilidad reducida se parece mucho a cualquier otro coche adaptado, pero con menos exigencias. Esto es porque la persona para la que está adaptado no va a conducir.

Sin embargo, sí necesita un espacio adecuado para poder viajar. La accesibilidad es clave en todos los transportes y es muy importante que existan taxis adaptados en todas las zonas para garantizar el derecho de desplazarse a las personas con algún tipo de discapacidad.

Se trata de vehículos adaptados que ofrecen soluciones de accesibilidad y transporte para personas con movilidad reducida. Deben ser tan cómodos y seguros como cualquier otro tipo de taxi.

¿En qué se diferencia un taxi adaptado de cualquier otro taxi?

Los taxis accesibles deben ser mucho más grandes que los taxis convencionales. Normalmente se trata de monovolúmenes o bien furgonetas pequeñas. Esto es debido a que deben tener espacio para transportar, al menos, una silla de ruedas.

Normalmente, la adaptación de estos vehículos permite que la persona que se desplaza en silla de ruedas, pueda viajar sentada en la misma. La parte trasera del coche está modificada para poder transportar a una persona es su silla de ruedas con seguridad. Por ello es necesario tener una rampa o bien un elevador de acceso.

Para esto se exigen también determinadas medidas tanto en la altura como en el ancho del hueco de acceso. También debe haber una altura mínima interior, para que el traslado se realice de manera cómoda. Y la silla debe ir bien anclada para la seguridad en el transporte. La sensación de seguridad debe ser la misma que cualquier otro asiento del vehículo.

¿Es más caro un taxi adaptado?

En líneas generales la respuesta es sí. El precio de compra va a ser más alto, por ser un coche más grande y con más especialidades.

Sin embargo, es importante destacar varios puntos que pueden hacer esta inversión mucho más rentable que otro tipo de taxi:

  • Ventajas fiscales con el IVA súper reducido del 4% en la compra.
  • Los taxis adaptados tienen permitido ejercer la profesión durante los siete días de la semana, mientras que las otras licencias exigen que los taxistas descansen dos días.
  • Existen ayudas y subvenciones tanto para la adquisición del coche como para la licencia.
  • Hay mucha menos competencia, por lo que todas las personas que necesiten un taxi adaptado van a necesitar llamar al que lo esté.
  • En el caso de que no lo necesite ninguna persona con movilidad reducida, funciona como cualquier otro taxi.

Adaptar un taxi para personas con movilidad reducida no es una tarea complicada y, contando con los profesionales adecuados, puede no salir demasiado caro. Aunque ya hemos visto que puede ser una inversión rentable.

Y, al margen de la rentabilidad, decidir trabajar con un taxi adaptado para personas con movilidad reducida es apostar por la inclusión y la accesibilidad de todas las personas, independientemente de su condición física. Es importante que entendamos que estos taxis tienen una función social muy marcada.

Llámanos
900 10 79 76