¿Cómo debe ser el eurotaxi perfecto?

Por febrero 23, 2022 Movilidad Inclusiva
furgoneta adaptada para personas con movilidad reducida

El hecho de que sea eurotaxi ya va a hacer que el vehículo se acerque mucho a la idea de perfecto. Al final, un taxi accesible no deja de ser un taxi para todos en el que cualquier persona, independientemente de nuestra movilidad, podamos desplazarnos. Este taxi adaptado hace que los derechos de las personas con movilidad reducida se vean un poco más protegidos, dando libertad y accesibilidad.

¿Qué es un eurotaxi y qué debe tener para serlo?

Un eurotaxi es, al igual que cualquier otro taxi, un servicio público. Se trata de un vehículo en el que la gente es conducida de un punto a otro a cambio de dinero. La especialidad de los eurotaxis radica en que estos son accesibles para todos. El término hace referencia a taxis con características relacionadas con la estructura del taxi para personas con movilidad reducida.

Este tipo de vehículos deben tener un espacio acondicionado para que las personas que se desplazan en sillas de ruedas puedan ser transportadas sin bajar de la misma. Para ello, el taxi debe ser un monovolumen o una furgoneta dotado de una rampa y una adaptación en la parte trasera para que la silla vaya adecuadamente fijada y segura. También podría valorarse hacer un rebaje de suelo para el vehículo.

Licencias, precios y otros aspectos a tener en cuenta

Además de las especificaciones técnicas de accesibilidad, para que podamos hablar de un eurotaxi también deben cumplirse unas especificaciones burocrácticas o legislativas. Esto es algo positivo, ya que viene dado por una mayor concienciación y protección de las necesidades del colectivo de personas con movilidad reducida. Todas estas especificaciones buscan asegurar e incentivar el cumplimiento de los derechos de estas personas, así como el trabajo de toda la sociedad por la inclusión social de todas las personas que la formamos.

La licencia de este tipo de taxi es diferente del resto. Y, por ende, también lo serán otros detalles tanto de funcionamiento como de posibilidades laborales. Incluso de precio.

El precio de un taxi adaptado (por las propias características del vehículo, tanto en tamaño como en temas técnicos) va a ser más caro que las de un coche pequeño y sin adaptar. Sin embargo, también se cuenta con ayudas y subvenciones por parte de la Administración Pública, ya que estamos hablando de un servicio público y necesario para asegurar los derechos de todos los ciudadanos.

Las licencias de este tipo de taxis adaptados permiten trabajar todos los días de la semana y no obliga a acogerse a las libranzas que los otros taxistas sí se ven forzados a hacer.

Entonces, a pesar de que en principio cueste más conseguir un eurotaxi, no solo se estará siendo inclusivo, sino que puede ser incluso más rentable que otro tipo de taxi. Si estás valorando hacerte con uno, déjate asesorar por especialistas del sector.

Llámanos
900 10 79 76